Un incentivo puede ser un objeto, una acción deseada o un evento que motiva al empleado a dar más allá de lo básico, a llegar a la milla extra. Por definición, un incentivo es un estímulo para alcanzar un objetivo definido.

Aunque pueden existir tantos incentivos como existen empresas o empleados, aquí compartimos contigo los 4 tipos de incentivos más comunes para motivar a los empleados a cumplir sus metas y estrechar la relación empresa-empleados, según The Balance.

1. Incentivos de compensación: son aumentos, bonos u otros incentivos monetarios. Este tipo de incentivos puede ser el más común, pero teóricos del tema como Dan Pink afirman que no funcionan tan bien como las recompensas emocionales. Si quieres profundizar en esta discusión, que merece su propio artículo, te invitamos a la charla de  Dan Pink en TED.

2. Incentivos de reconocimiento: se trata de agradecer o elogiar a los empleados, darles un certificado o anunciar sus logros en público, son algunos de los reconocimientos usados como incentivos. Estos pueden darse en el día a día o pueden estar enmarcados en una estrategia o programa de incentivos, siendo esta segunda opción más efectiva y coherente.

3. Incentivos de recompensa: son regalos o premios utilizados como incentivos que se entregan por alcanzar metas, por referir clientes o proponer ideas innovadoras (por poner algunos ejemplos). En este caso el empleado gana y acumula puntos por lograr sus metas para después cambiar estos puntos por un premio de su elección.

4. Incentivos de apreciación: son acontecimientos como celebraciones, premiaciones, eventos deportivos, familiares o cualquier reunión cuyo objetivo sea demostrar apreciación hacia los colaboradores fortaleciendo así el engagement entre empresa y empleado.

Y ahora qué conoces los principales tipos de incentivos… ¿con qué propósito los puedes usar?

Los programas de incentivos o cualquier acción para motivar a tus empleados debe tener un propósito claro si quieres tener éxito. Escoge uno u organiza tu estrategia bajo varios de ellos para reconocer, recompensar, apreciar y compensar a tus empleados.

-Aumentar productividad

-Retención de talento

-Atraer y recompensar a los mejores

-Agradecer por el sobre-cumplimiento de las metas

-Alentar el trabajo en equipo

¿Necesitas ayuda implementando una estrategia de incentivos para tu empresa? Contáctanos: dsardi@gluky.co