Los tiempos cambian y con él, las expectativas de vida de las nuevas generaciones. Mucho se ha dicho de la inestabilidad de los Millennials en sus puestos de trabajo. Sin embargo, las razones que los impulsan a moverse de una empresa a otra no se deben a un simple capricho. Son movidos por una necesidad personal de contribuir a la sociedad por medio de su talento particular, y sabiendo que no hay que sacrificar ningún ámbito de su vida personal en el camino. Es la generación que ha visto que tenerlo todo es posible, y que no hay porque conformarse con menos.

Motivar a un colaborador Millennial no es una tarea difícil, es cuestión de no perder de vista aquellas razones que los impulsan a trabajar y procurar incentivarlos para que se comprometan con la compañía, y den lo mejor de sí mismos en el proceso.

¿Cómo mantener a tus colaboradores del milenio motivados?

Reconocimiento y recompensa

Saber que su trabajo es bien valorado y que además reciben beneficios por su buen desempeño es fundamental para mantener a los Millennials motivados.

Ofrecer liderazgo

Los Millenials quieren marcar la diferencia en sus lugares de trabajo. Darles la oportunidad de hacerlo liderando un equipo o proceso, sacará lo mejor de ellos hasta superar toda expectativa.

El salario en segundo plano

Los Millenials quieren tener un equilibrio en su vida laboral y personal. Motívalos ofreciéndoles opciones de teletrabajo o horarios flexibles para que puedan desarrollar sus intereses o compartir más tiempo en familia. Estos modelos de trabajo son posibles gracias a la tecnología y cada vez son más implementados por compañías en todo el mundo.

Desarrollo profesional

Para los Millennials no se trata conseguir un trabajo y conservarlo por el resto de la vida. Los Millennials necesitan desarrollar sus habilidades y marcar la diferencia, por eso, buscarán una compañía donde puedan convertirse en mejores profesionales y donde puedan hacer uso de todas sus cualidades.

Trabajo colaborativo

Fomentar espacios de trabajo colaborativo, aumentará la creatividad y productividad de un Millennial. Mantenerlo aislado en un cubículo y sin capacidad para hablar con sus compañeros probablemente lo hará sentir frustrado e insatisfecho.