Si estás considerando tomar medidas en tu compañía para que un colaborador pueda sentirse más motivado, hay que tener en cuenta que la motivación involucra factores intrínsecos a cada persona y también externos a ella.

Por eso, la clave para motivar a los colaboradores es lograr entender sus necesidades y expectativas laborales, para al mismo tiempo, ofrecer condiciones en su día a día que contribuyan a satisfacerlas.

Estos son algunos de los factores externos que puedes controlar, y que están presentes en el ámbito laboral, que resultan muy motivantes para los trabajadores.

Acciones de liderazgo y direccionamiento positivo que empodere a los empleados

Entregar una responsabilidad a una persona es decirle también que confías en ella para realizarla.

Que la comunicación sea transparente.

Mantén informados a tus colaboradores sobre los cambios que son importantes para el rol que desempeñan.

Involucra a los colaboradores en decisiones relacionadas con su trabajo.

Asegúrate que sepan que su opinión es importante y que sus aportes son tenidos en cuenta.

Minimiza el número de reglas y políticas.

Crea un ambiente de confianza que demuestre que tratas a tus empleados como adultos responsables.

Reconoce a tus colaboradores regularmente.

Agradece el trabajo bien hecho, da retroalimentación positiva cuando sea pertinente, y no dejes que su labor pase desapercibida.

Fomenta oportunidades de aprendizaje.

Organiza encuentros entre equipos de trabajo con líderes de diferentes áreas o expertos en diferentes temas, para que se comparta conocimiento y se mantenga un ambiente de crecimiento profesional y personal dentro de la compañía.

Ofrece beneficios

Entrega compensaciones e incentivos por el cumplimiento de metas o comportamientos positivos.

Sé coherente

Dirige y evalúa a tus colaboradores bajo indicadores previamente definidos  y con expectativas claras.